//¿Quiénes somos?
¿Quiénes somos? 2017-12-19T18:18:41+00:00

¿Quiénes somos?

La Cumbre Nacional de Mujeres y Paz es una alianza de ocho organizaciones, redes y plataformas de mujeres, donde participan más de 1.500 organizaciones de mujeres mixtas, étnicas, campesinas, indígenas, afro-descendientes, estudiantiles y juveniles de todo el país, que además de llevar sus propios procesos regionales y locales, decidieron unirse en torno a cuatro fines:

1 Constituirse en colectivo social con poder político para actuar y decidir en la construcción de la paz con justicia social.

2 Ser pactantes y no pactadas en el Acuerdo General entre el Gobierno colombiano y las FARC-EP.

3 Incidir en la Mesa de Conversaciones de fin del conflicto en Republica Nacional de Colombia.

4 Incidir en los mecanismos de participación, así como en la refrendación, verificación e implementación del Acuerdo General relacionado con los derechos de las mujeres.

La Cumbre fue conformada mediante una alianza de ocho (8) organizaciones, redes y plataformas de mujeres de la sociedad civil, que decidieron unificar esfuerzos para contribuir en torno a los derechos de las mujeres y la construcción de la paz en nuestro país.  Ver organizaciones que hacen parte de la alianza

La Cumbre ha contado con 2 encuentros nacionales -2013 y 2016- en los que participaron más de 1.200 mujeres representantes de organizaciones de todo el país, y han tenido como finalidad la creación de espacios de discusión alrededor del tema de la participación de las mujeres en los procesos de construcción de paz, específicamente, en el Acuerdo de paz entre el Gobierno de Colombia y las FARC – EP y en el proceso de negociación que se dé entre el Gobierno de Colombia y el ELN.

La Segunda Cumbre “participamos y decidimos en la construcción de la paz” surge de la necesidad de dar continuidad a lo logrado en el año 2013, con el propósito de seguir tejiendo propuestas desde y entre las diversas organizaciones territoriales, regionales y nacionales de mujeres, reconociendo que lo construido está en la fuerza colectiva y pertenece a cada una de las mujeres congregadas en este espacio. Esta segunda Cumbre de Mujeres y Paz estuvo orientada a 2 grandes objetivos: 1) Contribuir a un análisis y pedagogía sustantiva sobre los acuerdos alcanzados en La Habana, firmados el 26 de septiembre de 2016, 2) Reflexionar sobre una hoja de ruta sobre el rol de las mujeres en la implementación de los acuerdos.

Como conclusión de la II Cumbre de Mujeres y Paz, las mujeres se propusieron trabajar en el periodo subsiguiente en los temas de refrendación, verificación del cese, dejación de armas, seguimiento y participación activa en la implementación de los acuerdos, la pedagogía para la paz, la veeduría a los arreglos institucionales y los procesos de reglamentación con un claro enfoque de paz territorial, continuando en los escenarios de incidencia para próximas negociaciones de paz.

Los esfuerzos de la Cumbre de Mujeres y Paz se concentraron en respaldar y rodear el rol de la Subcomisión de Género de la Mesa de Conversaciones de La Habana, así como en elevar el nivel de incidencia para la incorporación efectiva de los derechos de las mujeres en las discusiones sobre cada uno de los puntos de la agenda, y por esa vía, en los preacuerdos alcanzados y en aquellos que se encontraban en discusión. En esa dirección la Cumbre y las organizaciones que hacen parte de ella, fueron invitadas a la Mesa de Conversaciones y a la Subcomisión de género, para llevar a cabo un diálogo abierto y democrático acerca de las propuestas de las mujeres y sus organizaciones en los temas del Acuerdo General y en el de violencias contra las mujeres y en especial la violencia sexual. A estas conversaciones fueron invitadas dos representantes de organizaciones LGTBI.

Esta alianza estableció como líneas estratégicas de acción, la definición y el posicionamiento de agenda colectiva en torno a las conclusiones de la Cumbre; el desarrollo de acciones de incidencia política con dicha agenda; y el desarrollo de acciones territoriales de pedagogía sobre los principales mensajes políticos que arrojó la Cumbre Nacional Mujeres y Paz y sobre la importancia de la refrendación de los acuerdos. La cumbre se reúne con diversos actores claves en relación con los Derechos de las Mujeres en el proceso de paz: La Oficina del Alto Comisionado Para la Paz, la Consejería Presidencia para la Equidad de la Mujer, con la Comunidad Internacional, con los Países Garantes Cuba y Noruega, así como con diversas ONGs y expertos/as temáticos.

En la primera versión de Cumbre, las mujeres y sus organizaciones como protagonistas en la construcción de paz para Colombia, reclamaron su derecho a “ser pactantes y no pactadas en el proceso de negociación de La Habana”, ante la ausencia de mujeres en la mesa de negociaciones y de propuestas y agendas de las mujeres en los acuerdos que se concertaban en ese momento en La Habana. Como principales resultados de esta primera Cumbre Nacional de Mujeres y Paz, se destacan:

  • El nombramiento de dos (2) delegadas plenipotenciarias en el equipo de negociación por parte del gobierno.
  • La creación de la Subcomisión de Género en el marco de las negociaciones.
  • La inclusión de medidas específicas para las mujeres en los puntos del Acuerdo Final.